Sitemap
detenido
Tras un año de entrar en vigor, la circular catalana que impulsa la expulsión de los reclusos extranjeros sin permiso de residencia en España logra reducir por primera vez en doce años el número de presos extranjeros en las cárceles de Cataluña.
 
En este año 525 internos han sido repatriados a sus países de origen. De ellos, 257 no habían terminado su condena.

La circular avalada por el departamento de Justicia entiende que los presos extranjeros que no tienen permiso de residencia ni de trabajo en España son imposibles de reinsertar en la sociedad española, por lo que tienen prioridad para ser expulsados incluso antes de cumplir su condena.

Según el balance presentado por la consellera de Justicia, Pilar Fernández Bozal, la aplicación de esta circular ha hecho que el número de reclusos extranjeros repatriados haya aumentado un 30%. De ellos, 261 presos han sido expulsados al finalizar su condena; 261 se ha acogido voluntariamente a permutar parte de su pena por la expulsión antes de cumplirla íntegramente y 7 han elegido la posibilidad de cumplir la condena en su país de origen.

Las cárceles catalanas albergan actualmente a 10.228 internos, de los cuales 4.615 son extranjeros, un 45,40% del total. Esta cifra es más baja que la registrada el año pasado, cuando la población reclusa extranjera ascendía a 4.818 presos, una reducción inédita desde 1999, año en que por primera creció el número de personas inmigradas en las cárceles catalanas.

Fuente: redinmigrante